A los legisladores del PLD les recuerdo que ninguna línea partidaria puede obligarlos a irespetar el derecho a la vida, la Constitución y a proceder contra sus principios morales y religiosos, ni se sientan comprometidos a permanecer a un partido que no representa sus valores

SANTO DOMINGO.- El Obispo de la Diócesis Nuestra Señora de la Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, se expresó este lunes en contra de la decisión del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de apoyar la despenalización del aborto en las tres causales y les “recordó” que “ninguna línea partidaria puede obligarlos a irrespetar el derecho a la vida”.

 

“A los legisladores del PLD les recuerdo que ninguna línea partidaria puede obligarlos a irrespetar el derecho a la vida, la Constitución y a proceder contra sus principios morales y religiosos (…)”, publicó a través de su cuenta de Twitter.

 

Castro Marte también advirtió que los miembros del PLD no deben “sentirse comprometidos a permanecer a un partido que no representa sus valores”.

A los legisladores del PLD les recuerdo que ninguna línea partidaria puede obligarlos a irespetar el derecho a la vida, la Constitución y a proceder contra sus principios morales y religiosos, ni se sientan comprometidos a permanecer a un partido que no representa sus valores.

El pasado domingo, el secretario general del partido morado, Charlie Matiotti, explicó que la propuesta para apoyar la legalización del aborto bajo las tres causales fue llevada a votación en la reunión del Comité Político.

 

“Fue sometido a votación y finalmente  de manera mayoritaria ganó el apoyar las tres causales como línea del partido”, manifestó Mariotti.

En ocasiones anteriores Castro Marte había manifestado su postura contra la inclusión de las tres causales en el Código Penal bajo el argumento de que “la Constitución, como custodio de los intereses de los ciudadanos consigna, taxativamente, en su artículo 37, que la vida comienza desde la concepción”.

 

Asimismo, advirtió que “el crimen del aborto” es un” tipo cavernario de violencia” al que se opone tajantemente.

 

Las tres causales para la despenalización de la interrupción del embarazo incluyen las situaciones de violación o incesto, la deformación del producto de la concepción cuando sea incompatible con la vida o cuando la vida de la madre esté en riesgo.