Obispos dominicanos.

REDACCIÓN.- En el cuarto día de la Visita Ad Limina, los Obispos de la República Dominicana participaron de una eucaristía en la Basílica de Santa María Mayor, en Roma.

Monseñor Benito de la Rosa y Carpio precisó que este lugar representa volver a los orígenes del catolicismo de la iglesia y los coloca en la universalidad de la religión.

De la Rosa y Carpio ofreció estas declaraciones tras presidir la eucaristía en el referido templo.

La Visita Ad Limima consiste en el encuentro que todos los obispos del mundo están obligados a realizar al Papa cada 5 años.