Fuente externa

SANTIAGO, República Dominicana.-El Observatorio Nacional del Agua decidió mantener la racionalización del preciado líquido para riego agrícola y priorizar el abastecimiento de los acueductos de esta ciudad, Moca, Licey al Medio y Villa Vásquez.

La medida fue adoptada en una reunión celebrada en el salón de conferencias de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), encabezada por el director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Olgo Fernández, como entidad que preside el Observatorio Nacional del Agua.

En el encuentro participaron además, el director de CORAASAN, ingeniero Silvio Durán, así como representantes de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA),  Corporación de Acueducto de Santo Domingo (CAASD), de la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID), juntas de regantes Mesiert Bogart y Fernando Valerio, además de otros organismos que integran el referido observatorio.

El director del INDRHI dijo que debido a la situación que presenta la presa de Tavera, la cual  nutre de agua a los referidos acueductos, es necesario que todos los sectores aúnen esfuerzos para lograr un mayor control del uso del líquido en la zona norte del país.

Indicó que el organismo que dirige siempre dará prioridad al suministro de agua para uso doméstico, además de reconocer la importancia del líquido para el riego y generación de energía.

En ese sentido señaló que ante la situación del complejo Tavera-Bao, las autoridades de Santiago deben elaborar un plan encaminado a concientizar a la población sobre la importancia de racionalizar el agua, al tiempo de confiar en que los pronósticos de meteorología con la ocurrencia de lluvias para los próximos días contribuyan a mejorar los embalses de esta zona y el resto del país.

En la actividad, el predictor de ONAMET, Luis Felipe Jerez, dijo que para los próximos días se espera la ocurrencia de lluvias moderadas en algunas zonas del país, lo que atenuaría la situación en que se encuentran los embales de las presas.

Indicó que el problema de la sequía se debe al fenómeno El Niño y al polvo que se desprende del desierto de Sahara que ya comienza a disminuir, lo que daría lugar a la formación de capa nubosa que provocarán precipitaciones.

Mientras que el ingeniero Luis Cuevas, encargado de la División de Presas del INDRHI, dijo que la situación del complejo Tavera-Bao es crítica, ya que el caudal de salida es muy superior a la entrada de agua al embalse por la falta de precipitaciones en la cuenca que lo alimenta.

Manifestó que se está agotando la reserva del líquido en el embalse, por lo que recomendó prudencia en el uso del agua.

En tanto que Israel Acosta, del Departamento de Hidrología del INDRHI, presentó el informe hidrológico, confirmando que en los últimos días las precipitaciones han descendido en toda la geografía nacional.

La reunión contó con la asistencia además, de Luis Salcedo, de la CAASD; general Carlos Peña, del Ministerio de las Fuerzas Armadas, entre otros.  Por el INDRHI participaron también, el ingeniero Rómer Polanco, gerente de Operaciones; Josefina Turbides, titular del Departamento de Presas, y Marino Abreu, encargado del Distrito de Riego Alto Yaque del Norte