Se ubica en un 76%, en momentos en que el presidente Luis Abinader reitera que el gobierno no contempla desarrollar iniciativas para obligar a los ciudadanos a vacunarse.

SANTO DOMINGO.- La ocupación de camas en cuidados intensivos de manera general alcanzó este domingo su nivel más alto desde que inicio la pandemia, al ubicarse en un 76%, en momentos en que el presidente Luis Abinader reitera que el gobierno no contempla desarrollar iniciativas para obligar a los ciudadanos a vacunarse, ante la resistencia que ejercen algunas personas a someterse al proceso de inoculación.

A su llegada pasada las once de la mañana al hospital municipal de los Bajos de Haina,  Abinader manifestó que el gobierno seguirá utilizando el recurso de persuasión para lograr que los ciudadanos se vacunen.

“Nosotros vamos a conversarlos de que se proteja él o ella y a los demás, no podemos obligar a nadie a vacunarse, pero sí vamos a hacer todo lo posible para que se vacunen todos”, dijo el mandatario.

El jefe de Estado expresó que la población está atendiendo al llamado del gobierno que desarrolla la jornada de vacunación, que este  domingo arribó a su cuarto día.

El gobernante afirmó que la variación en el horario del toque de queda estará sujeta a lo que reflejan las estadísticas de los casos Covid-19.

Por primera vez, la ocupación de camas UCI a nivel general alcanza el 76%. Sin embargo en el Distrito Nacional el nivel de ocupación en UCI en los hospitales públicos es de un 83% y en los centros privados asciende a un 90%.

En Santiago la ocupación se situó este domingo en un 76%. A nivel general 441 pacientes afectados del virus está recluidos en la Unidad de Cuidados Intensivos, quedando disponibles 154 camas en el sistema de monitoreo.

Igualmente, sigue en aumento el uso de ventiladores con 308 ocupados del total de 486 disponibles.

De acuerdo al mandatario, hasta este mediodía cinco millones 190 personas se habían suministrado por lo menos la primera dosis y de esa cantidad un millón 350 mil la segunda.

Asimismo el presidente Abinader garantizó que su gobierno gestionará las vacunas que sean necesarias hasta que en República Dominicana quede un ciudadano que no se haya sometido al proceso de inoculación.