Este plan se ha puesto en marcha para los estudiantes a propósito del inicio del año escolar 2021-2022 y pretende brindar apoyo psicoemocional a más de dos millones de estudiantes de todos los niveles educativos del sector público.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Educación (Minerd) con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) presentó el programa “Retorno a la Alegría” diseñado para brindar apoyo para la recuperación psicoafectiva  y afrontar los efectos psicoemocionales producidos por la pandemia de la COVID-19 en los niños, niñas y adolescentes.

 

Este plan se ha puesto en marcha para los estudiantes a propósito del inicio del año escolar 2021-2022 y pretende brindar apoyo psicoemocional a más de dos millones de estudiantes de todos los niveles educativos del sector público.

 

“El Retorno a la Alegría” también podrá ser implementado en los centros educativos privados que quieran adoptarlo.

 

En un comunicado se explicó que este programa fue diseñado inicialmente para el restablecimiento psicológico de niñas, niños y adolescentes afectados por desastres y emergencias, aplicado mundialmente por UNICEF, cuya metodología permite a los participantes mejorar sus estados emocionales para continuar luego de situaciones adversas, con mayores recursos psicológicos, sus hábitos y actividades diarias.

 

En este caso, se ha adaptado a la situación producida por la pandemia del coronavirus.

 

La metodología de este programa es lúdica, sistémica, participativa, proyectiva y vivencial. Con ella, se consigue una mejor salud psicoemocional de profesores y de alumnos, pero además una mejor integración escolar de ambos grupos poblacionales, se afirma en el referido comunicado.

 

Explican que en las dos primeras semanas de clase, y guardando todas las medidas de seguridad y protocolos de salud para la prevención del COVID-19, dicha Dirección, en coordinación con los distintos niveles educativos aplicará el programa ‘Retorno a la Alegría´ en todo el ámbito nacional, con una programación de actividades recreativas, artísticas, culturales y motivacionales coordinada a través de los equipos de gestión, los orientadores, el cuerpo docente y el personal escolar.

 

Estos encuentros pedagógicos están contenidos en el Manual de Facilitadores Lúdicos de la mencionada iniciativa, del cual se distribuyeron 10 mil ejemplares, en las distintas escuelas del país.

 

“Esta idea surge a raíz de que la pandemia por la enfermedad de la COVID-19 ha dejado efectos psicoemocionales en todas las personas, de diferentes características y gravedad. Existe evidencia internacional sobre cómo la salud mental de los niños, las niñas y los adolescentes ha sido afectada por la pandemia, debido entre otros temas, a las cuarentenas, a los cierres prolongados de las escuelas; de unos 16 meses en República Dominicana, a los cambios sufridos en su forma de relación social con sus amigos y con sus seres queridos, destacó la doctora Rosa Elcarte, , representante residente de UNICEF en República Dominicana.