Las altas temperaturas, combinadas con los frecuentes apagones, transforman el día a día de muchos en los barrios de la metrópoli en una experiencia desesperante.

SANTO DOMINGO.- La ola de calor que ha vivido el Gran Santo Domingo en el último mes, agravada por las frecuentes nubes de polvo de Sahara, no sólo genera malestar entre la población, sino que ya comienza a provocar problemas de salud.

Para Maira López, la sensación de calor no solo es agobiante y le impide dormir por las noches, sino que la obligó a ir al médico debido a extrañas erupciones en la piel.

Las altas temperaturas, combinadas con los frecuentes apagones, transforman el día a día de muchos en los barrios de la metrópoli en una experiencia desesperante.

Aunque la Oficina Nacional de Meteorología mantiene una alerta debido a la incidencia de una vaguada y una onda tropical, informó que las temperaturas continuarán calurosas.

Ante las altas temperaturas, la ONAMET recomienda a la población ingerir suficientes líquidos y evitar la exposición al sol por periodos prolongados desde las 11:00  de la mañana a 4:00 de la tarde.