Algunos ciudadanos proponen que los retenes solo sean usados en casos de que las autoridades requieran encontrar algún vehículo específico para resolver un caso.

SANTO DOMINGO.- La prohibición de los retenes y chequeos policiales ha generado tanto rechazo como apoyo de los residentes del Gran Santo Domingo, tras algunos entender que eso contribuiría a reducir la delincuencia en el país y otros consideran que no es más que una pérdida de tiempo.

Mientras que la Policía informó que los agentes que realizaban los retenes serán distribuidos para aumentar el patrullaje.

Al asegurar que los retenes podrían frustrar el robo de sus vehículos y otros hurtos, residentes de sectores populosos del Gran Santo Domingo rechazan la prohibición de los puntos de chequeos por parte de la policía.

Sin embargo, para otros la iniciativa debió implementarse hace tiempo, al asegurar que los retenes injustificados solo los hacían perder el tiempo en las calles mientras trabajaban o retornaban a sus casas.

Asimismo, unos proponen que estos solo sean usados en casos en que las autoridades requieran encontrar algún vehículo específico para resolver un caso.

La Policía Nacional tiene previsto redistribuir  a los agentes para fortalecer la labor preventiva y aumentar la circulación  en las calles, barriadas y comercios para reducir los actos delictivos, explicó este viernes el vocero de esa institución, Diego Pesqueira.

El vocero de la institución del orden agregó que desde que iniciaron los operativos con motivo del viernes negro y las festividades navideñas han apresado a 300 presuntos delincuentes.