La nueva ley contra ruidos aprobada en el Senado se aplicará a sus violadores en calles, avenidas, áreas residenciales, complejos habitacionales, condominios, en la proximidad de hospitales, colegios, escuelas públicas y privadas e iglesias, que utilicen altoparlantes.

SANTO DOMINGO.-Como un atentado a la estabilidad de los negocios, calificaron algunos comerciantes la modificación a la Ley 287-04 que multará hasta con 300 mil pesos a quienes excedan los límites de ruido.

Mientras otros ciudadanos consideraron la nueva disposición como positiva.

La nueva ley contra ruidos aprobada en el Senado se aplicará a sus violadores en calles, avenidas, áreas residenciales, complejos habitacionales, condominios, en la proximidad de hospitales, colegios, escuelas públicas y privadas e iglesias, que utilicen altoparlantes.

También la medida se ejecutará en vehículos, disco light y otros instrumentos que se utilicen para propaganda comercial, política o religiosa.

Incluyeron además, aplicación de la ley por el uso de alarmas residenciales, cuyos sonidos se prolonguen por más de 60 minutos, y plantas eléctricas.