De las patrullas monitoreadas que fueron distribuidas en diferentes demarcaciones, la provincia Santo Domingo cuenta con 95 y el Distrito Nacional con 54, según la uniformada.

SANTO DOMINGO.- La puesta en operaciones  de 339 patrullas policiales equipadas con cámaras de vigilancia comienzan a rendir frutos, al garantizar el monitoreo de la actuación de los agentes policiales y de su interacción con los ciudadanos, sin embargo, la iniciativa que forma parte de la reforma policial ha generado opiniones a favor y en contra entre residentes de sectores populosos de la capital.

Para algunos la medida es más que oportuna para evitar y aclarar cualquier incidente que surja entre los agentes y algún ciudadano que sea detenido, además de considerar que podría disminuir el resentimiento social que indicaron le tiene la población a la Policía.

Mientras que otros entienden que la medida será momentánea y a largo plazo no se verán los resultados.

Las autoridades vigilan en tiempo real el accionar de los agentes que patrullan  por los sectores de al menos 10 provincias y el Distrito Nacional, a través de un centro de monitoreo habilitado en el Palacio de la Policía, donde laboran 36 personas en cada uno de los tres turnos del día, de acuerdo con el vocero de la uniformada.

Los vehículos que circulan por las diferentes calles y avenidas cuentan con cámaras tanto dentro como fuera de la unidad, cuyas imágenes se observan en tiempo real.

De las patrullas monitoreadas que fueron distribuidas en diferentes demarcaciones, la provincia Santo Domingo cuenta con 95 y el Distrito Nacional con 54, según la uniformada.