Suero llamó a la población a protegerse y seguir las medidas sanitarias correspondientes.

SANTO DOMINGO.- La disposición de eliminar el toque de queda en la capital del país y la provincia La Altagracia a partir del próximo lunes, tras alcanzar el 70 por ciento de la vacunación de los adultos, generó posiciones encontradas entre gremios de salud, comerciantes y representantes del sector de servicios, bares y restaurantes.

Con la vacunación del 77 por ciento de los adultos y la constante disminución de los ingresos hospitalarios por covid-19, la capital del país se prepara para levantar, tras un año de restricciones, el toque de queda en menos de una semana.

La disposición, contenida en el decreto 477-21, encontró el rechazo del presidente del Colegio Médico Waldo Ariel Suero, quien advirtió que levantar el toque de queda podría provocar una cuarta ola de contagios de la pandemia como ha ocurrido en otros países.

La medida fue recibida con entusiasmo entre comerciantes y empleados de bares y restaurantes, quienes vieron reducidos  sus ingresos debido al toque de queda que inició en marzo del pasado año.

La disposición establece que se mantiene el uso obligatorio de las mascarillas, mientras que habrá que solicitar permisos especiales para realizar actividades que impliquen aglomeración, sin importar el lugar de que se trate.

De igual forma, los establecimientos públicos y privados podrán recibir hasta el 75 por ciento de su capacidad y la venta de bebidas alcohólicos  estará prohibida después de la medianoche.

El toque de queda se mantiene vigente de  11 de la noche a 5 de la mañana en el resto del país, incluido en la provincia de Santo Domingo.