Señalaron que, además, el mercado de Las Pulgas operaba en la intersección de tres arterias principales: la Avenida Luperón, la Carretera Sánchez y la Autopista 30 de Mayo, constituyéndose en un grave problema para el tránsito de pasajeros y carga, tanto urbano como interurbano (hacia el Sur), lo cual afecta también la cadena de suministro, creando entaponamientos y encarecimiento del proceso.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un conjunto de asociaciones empresariales brindó su respaldo a las medidas tomadas por los alcaldes de Santo Domingo Oeste, José Andújar, y del Distrito Nacional, Carolina Mejía, quienes tomaron la decisión de mantener cerrado el Mercado de Las Pulgas en dicho lugar.


El Consejo Nacional

de la Empresa Privada (CONEP), la Asociación de Industrias de la República

Dominicana (AIRD), la Asociación de Navieros de República Dominicana (ANRD), la

Asociación Dominicana de Centros y Operadores Logísticos (ASOLOGIC), la

Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), la Cámara Americana de

Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR), la Asociación de Hoteles y Turismo

de República Dominicana (ASONAHORES), la Asociación Dominicana de Zonas Francas

(ADOZONA), la Asociación Dominicana de Carga Aérea (ADACAM), la Organización

Nacional de Empresas Comerciales (ONEC), la Asociación de Industrias y Empresas

de Haina y la Región Sur (AEI-Haina y Región Sur), la Asociación Dominicana de

Agentes de Aduanas (ADAA), consideraron que el Mercado de Las Pulgas debe

permanecer cerrado y no permitirse, bajo ninguna circunstancia, su reapertura

en dicho lugar.


“La ocupación de

espacios públicos es ilegal, al igual que obstaculizar las vías públicas,

impedir o dificultar el libre tránsito y el afectar de modo significativo áreas

consideradas residenciales. El mercado de Las Pulgas debe ser definitivamente

movido de lugar, a un espacio favorable y de acuerdo a las normas y leyes

vigentes”, expresaron las organizaciones en un comunicado enviado a los medios

de comunicación.


Señalaron que,

además, el mercado de Las Pulgas operaba en la intersección de tres arterias

principales: la Avenida Luperón, la Carretera Sánchez y la Autopista 30 de

Mayo, constituyéndose en un grave problema para el tránsito de pasajeros y

carga, tanto urbano como interurbano (hacia el Sur), lo cual afecta también la

cadena de suministro, creando entaponamientos y encarecimiento del proceso.


“Un mercado como el

que se ubicaba en ese lugar crea condiciones de alto riesgo para la seguridad

pues es un cruce de camiones cargados de combustibles y otras cargas, en un

espacio rodeado de personas. Problemas inmensos de higiene por falta de

infraestructura sanitaria que soporte la actividad y el volumen de personas,

generación de suciedad y basura y aumento de la criminalidad de la zona”, indicaron

las organizaciones empresariales.


Además, brindaron

su respaldo a los reclamos de las juntas de vecinos de que tienen derecho a un

espacio en el cual puedan sentirse en paz y con seguridad, lo cual no pasa si

se permite el mercado de Las Pulgas.


Llamaron a las

autoridades a no ceder a las presiones de vendedores y personas interesadas en

mantener ese caos. “Se trata de orden, se trata de una ciudad habitable para

todos, se trata del respeto a las normas y las leyes”, concluyeron las

organizaciones.