Ante las condiciones en las que se encuentran los planteles educativos, los ciudadanos dijeron esperan que las autoridades los adecuen  para un regreso seguro de sus hijos a las aulas.

SANTO DOMINGO.-Ante las presiones de colegios privados del Gran Santo Domingo, el Gabinete de Salud recomendó la reapertura de las clases presenciales a todos los niveles, pero padres de familia de barrios populares temen enviar a sus hijos a las escuelas al considerar que aún no existen las condiciones que impidan la propagación del coronavirus.

El debate resurgió con fuerza tras la autorización para reabrir las aulas en 21 municipios del interior del país a partir del 11 de mayo y la advertencia del ministerio de Educación de que sancionaría a los colegios privados que han impartido docencia presencial en el Gran Santo Domingo sin contar con el permiso.

Como protesta por la negativa del Ministerio de Educación a permitir las clases presenciales en los colegios privados del Gran Santo Domingo, algunos padres de familia habían llevado a sus hijos a tomar clases virtuales en restaurantes y centros comerciales.

El Ministro de Salud también se mostró a favor de que los estudiantes vuelvan a las aulas, siempre y cuando cuenten con los protocolos sanitarios.

Sin embargo, en el sector La Fe Primera, en el Municipio de Los Alcarrizos, los padres de familia descartan enviar a sus hijos a las escuelas públicas por temor a contagios y prefieren que al año escolar concluya a distancia.

Ante las condiciones en las que se encuentran los planteles educativos, los ciudadanos dijeron esperan que las autoridades los adecuen para un regreso seguro de sus hijos a las aulas.