Mercedes indicó que la higiene en la casa ahora será mayor y desde que lleguen sus hijos de 9 y 12 años de la escuela, también les tendrá un ritual protocolar.

Por: Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- Mientras las autoridades educativas continúan con los preparativos para la reapertura del año escolar presencial, ya algunos padres de familia de distintos barrios del Gran Santo Domingo confiados en los protocolos sanitarios que se llevarán a cabo, también han establecido ciertas medidas en sus hogares a fin de que sus hijos las cumplan al llegar de la escuela, en cambio otros aún no están seguros si los enviarán a clases este próximo 20 de septiembre.

Mercedes indicó que la higiene en la casa ahora será mayor y desde que lleguen sus hijos de 9 y 12 años de la escuela, también les tendrá un ritual protocolar.

Al igual que Mercedes, otras madres confían en las medidas sanitarias que se implementaran en los planteles escolares, sin embargo reconoce que sus hijos no están acostumbrados a utilizar la mascarilla por tanto tiempo.

Mientras que otros padres no están seguros de enviar a sus hijos a las aulas, al considerar que los niños no cumplirán los protocolos y que los salones de clases podrían ser un alto foco de contagio, donde puede propagarse la enfermedad sobre todo, entre los menores de 12 años que aún no están vacunados.

Dentro de los protocolos a seguir para evitar los contagios en las escuelas y colegios, los ministerios de Educación y de Salud han establecido las siguientes normas:

Protocolos Sanitarios para la vuelta a clases presenciales

  • Uso obligatorio de mascarilla para los mayores de 5 años.
  • Cada docente recibirá de manera alterna el 50% de la población del curso.
  • Se organizará la entrada y salida por grados de acuerdo a la matrícula del centro.
  • Los padres o familiares no podrán entrar al plantel a menos que sea necesario.
  • En el recreo, la escuela deberá delimitar zonas y realizar el receso por grados.
  • En el aula, una butaca para cada estudiante con el debido distanciamiento.
  • Las aulas deben contar con ventilación natural.
  • La opción de trabajar en espacios abiertos, mientras las condiciones climáticas lo permitan.

Para el retorno a las aulas, los centros educativos también deberán contar con una zona alejada de los espacios de circulación, que sirva como área de aislamiento para colocar a los alumnos con casos sospechosos de la enfermedad.