La tardanza de los conductores en renovar el marbete representó para el país 100 millones de pesos menos en la meta de recaudación prevista por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

SANTO DOMINGO.- La tardanza de los conductores en renovar el marbete representó para el país 100 millones de pesos menos en la meta de recaudación prevista por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).


“Habíamos dicho a los dominicanos que fueran a tiempo a renovar su marbete a las entidades financieras para evitar aglomeración. Lamentablemente, por cultura dejamos todo para última hora. El lunes y el martes se vieron los bancos llenos de personas renovando con recargo y eso era lo que queríamos evitar”, dijo el director de Impuestos Luis Valdez.