SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes de las palmas de Herrera, que viven al lado de la cañada de Guajimia, dicen que  temen por el posible desbordamiento de la referida Cañada, por lo que  solicitan a las autoridades ser reubicados a otro sector.

Los moradores dicen sentirse preocupados, porque no saben si en la madrugada una crecida de la cañada puede sorprenderlos.

Denunciaron que  los trabajos de terminación de la cañada fueron paralizados y que con las lluvias que ha provocado la incidencia del huracán ha aumentado su intranquilidad.

Los residentes dicen que esperan que las autoridades acojan su llamado antes que ocurran daños mayores.