SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes y parceleros de la comunidad Villa Gautier en San Pedro de Macorís protestaron en los alrededores del Palacio Nacional, rechazando la instalación de una cementera en esa localidad.

Los comunitarios explican que la instalación de la industria afectaría a los ríos Brujuelas y Casuí, que abastecen de agua a la zona oriental de Santo Domingo, donde residen al menos 230 mil habitantes.

En un documento entregado a la viceministra de la presidencia, Sandra Severino, expresan su temor a ser desalojados por la cementera, que ya está en una etapa avanzada.