Parceleros del Bajo Yuna se quejan por el mal estado de la carretera que les da acceso a las miles de tareas de tierras sembradas de arroz. Dicen que de no ser arreglada no podrán transportar el cereal.

Por: Elvis Castro

SAMANÁ.- Parceleros del Bajo Yuna se quejan por el mal estado de la carretera que les da acceso a las miles de tareas de tierras sembradas de arroz. Dicen que de no ser arreglada no podrán transportar el cereal.