SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Familiares de un vigilante asesinado la madrugada de este lunes cuando intentó frustrar un atraco en las oficinas del Sindicato de Choferes y Cobradores de San Isidro, donde laboraba, pidieron este martes el apresamiento de los responsables del hecho.

El ultimado Mauricio Bartolomé dejó cinco hijos en la orfandad, los cuales dicen sentirse destrozados con la pérdida de su padre.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/09/FAMILIARES-HIST-YP.flv /]

Ver en dispositivo moviles

Mientras, parientes de la víctima lo describen como un hombre honesto y trabajador.

El hijo menor de Bartolomé le hacía compañía cuando ocurrió el hecho.

En tanto que compañeros de trabajo de Mauricio se quejaron por la ola de delincuencia que dicen afectan la tranquilidad del sector.

Los restos del vigilante fueron sepultados este martes en el cementerio Cristo Salvador.