Los parientes de una mujer que murió tras realizarle una cesárea, negaron la versión puesta a circular de que la misma fue dejada abandonada en medio de la cirugía por el gineco-obstetra, ya que ésta murió al día siguiente del procedimiento.

SANTO DOMINGO.- Los parientes de una mujer que murió tras realizarle una cesárea, negaron la versión puesta a circular de que la misma fue dejada abandonada en medio de la cirugía por el gineco-obstetra, ya que ésta murió al día siguiente del procedimiento.

Mientras el médico acusado, Carlos Coiscou, demandó de las autoridades de Salud aclarar la situación, ya que en sus más de 30 años de servicio, jamás ha dejado abandonada a una paciente. Además, mostró documentos del historial clínico de la joven fallecida.

Según el corresponsal José Luis Fernández, este agregó que la autopsia aclara las causas que produjeron la muerte a Ramona Marisela Rodríguez, quien según el médico, hizo una crisis y murió camino a un centro en Santiago.