El religioso dijo que “Estamos asustados, aunque confiamos en Dios y estaremos con él en los cielos, mientras tanto en esta tierra y hermosa patria de 48 448 km² no hay un metro ni siquiera cerca del Palacio donde estemos seguros”.

SANTO DOMINGO.- “Busque solución a ese maldito problema”, refiriéndose a la delincuencia, fueron las palabras expresadas por el padre Feliz Encarnación, párroco de la Iglesia Episcopal San Marcos, hacia el presidente de la República Luis Abinader, en un acto donde el mandatario entregó un Centro de Diagnósticos y Atención Primaria en Haina.

El religioso dijo que “Estamos asustados, aunque confiamos en Dios y estaremos con él en los cielos, mientras tanto en esta tierra y hermosa patria de 48 448 km² no hay un metro ni siquiera cerca del Palacio donde estemos seguros”.

En su intervención, Encarnación abogó por que en el país haya un control real de los actos criminales para poder tener las puertas abiertas para que “ los vecinos se pasen comida y compartían café”.

Como respuesta a las exigencias del religioso, el jefe de Estado expresó que en su gobierno se encuentran trabajando en el tema de la criminalidad.

“Hoy se han hecho importantes movimientos en ese sentido y continuaremos haciéndolo. Estamos monitoreando todas las estadísticas y sabemos donde a subido y donde no a subido”, aseguró Abinader.

Sobre el tema también habló el senador de la provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán, quien planteó que la reforma policial es fundamental en esta lucha.

El primer mandatario garantizó que durante su gestión al frente del Estado no escatimará esfuerzos hasta poner a raya a los que incurren en acciones delictivas como demandan diversos sectores de la población, incluyendo la iglesia católica.