Participación Ciudadana criticó en su informe final de observación electoral que durante los procesos electorales de este año la Junta  no ejerció el poder que le otorgan la Constitución y las leyes para cambiar los aspectos sustantivos que han afectado las elecciones en República Dominicana.

REDACCION.- Participación Ciudadana criticó en su informe final de observación electoral que durante los procesos electorales de este año la Junta  no ejerció el poder que le otorgan la Constitución y las leyes para cambiar los aspectos sustantivos que han afectado las elecciones en República Dominicana.

En un extenso documento, que fue presentado a los medios de comunicación, la entidad  sostiene que aunque es cierto que la Junta afrontó circunstancias especiales y difíciles, en muchos casos sus decisiones fueron cuestionadas por la opinión pública y por la oposición política, además de que varias de sus disposiciones fueron rechazadas por el Tribunal Superior Electoral.

Para Participación Ciudadana, las mayores falencias del órgano comicial fueron en las funciones de control y supervisión de los actores políticos y que, sobre todo, perdió la oportunidad de constituirse en una verdadera contención del desbordado abuso del poder, función que le otorgan la Constitución y las leyes. La organización planteó la necesidad de que el país se aboque a una reforma profunda de la cultura política y electoral, la cual, según indica, debe iniciar con la designación de una Junta Central Electoral que no tenga representaciones partidarias