Indicó que el descargo de la mayoría de los señalados en el caso Odebrecht se suma a la ruta de impunidad que hay aseguran hay en el país.

SANTO DOMINGO.-Los descargados y no ha lugar de al menos tres escándalos de corrupción dejan mal parada al sistema de justicia que revela una clara obstrucción y una negligencia grosera, según consideraron este martes miembros de Participación Ciudadana, quienes además piden que se investiguen a los fiscales que instrumentaron el expediente.

En tanto que abogados tienen posiciones encontradas en torno a esas aseveraciones.

La organización no partidista señaló que la declaración como no culpables a los implicados en el caso de Los Super Tucanos revela la necesidad de que se impidan los interés partidarios en el Ministerio Público, ya que dicha investigación estuvo bajo la responsabilidad del exprocurador Jean Alain Rodríguez y no tuvieron culpables.

Asimismo, indicó que el descargo de la mayoría de los señalados en el caso Odebrecht por el soborno de 92 millones de dólares para la adjudicación de obras estatales, además del no ha lugar en el caso de los tres brazos, se suma a la ruta de impunidad que aseguran hay en el país.

Abreu agregó, que aunque los magistrados Yeni Berenice y Wilson Camacho formaron parte de esas investigaciones, solamente litigaron y otros realizaron las investigaciones e instrumentaron los expedientes.

De su lado, abogados respaldaron lo dicho por el Participación Ciudadana y también entienden que pudieron haber debilidades en esos expedientes que obligaron a los jueces a favores a los implicados.

Mientras que otros difieren y consideran esas decisiones fortalecen la justicia y dejan mal parados a los miembros del Ministerio Público.

En el caso de la venta de terrenos del Estado de forma irregular, el juez del sexto juzgado de la instrucción no encontró pruebas para enviar a los implicados a juicio de fondo.

Asimismo, en el caso de los Súper Tucanos, el Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional declaró no culpables a los acusados  de sobornos.