Además, la institución destacó que en el aspecto político electoral, será recordado como en que, después de 16 años de gobierno del PLD, fue desplazado del poder.

SANTO DOMINGO.-Tras presentar su informe anual, Participación Ciudadana  calificó  el 2020 como un año de escándalos de corrupción y abuso de poder.


Además, la institución destacó que en el aspecto político electoral, será recordado como en que, después de 16 años de gobierno del PLD, fue desplazado del poder.



Aseguraron que este año  será inolvidable en la historia dominicana por la cantidad de acontecimientos y situaciones cuyas consecuencias positivas y negativas, incidirán en el mediano y largo plazo.


El fracaso de las elecciones municipales de febrero, a causa de fallas en el voto automatizado es un episodio relevante no solo por la crisis política e institucional que provocó, sino también por la pérdida de un estimado de más de dos mil millones de pesos invertidos en el proceso.


Ven como un aspecto positivo el triunfo de candidaturas, tanto a nivel local como nacional que dispusieron de pocos recursos y que recurrieron a campañas innovadoras y propositivas, alejadas del tradicional clientelismo.


Además consideraron que la corrupción sistémica experimentó un aumento en los meses finales del pasado gobierno. Dos escenarios fueron utilizados para ese despropósito: los tres procesos electorales y los estados de emergencia a causa del COVID-19.


En el 2020 la transparencia del gobierno central, del Congreso, del Poder Judicial y demás órganos constitucionales fue restringida, principalmente por la escasez de información financiera relativa a los gastos ordinarios ejecutados y, especialmente sobre los extraordinarios por motivo de la pandemia.


Los gastos gubernamentales en publicidad, el aumento injustificado de la nómina pública, facilidades financieras en el banco del Estado, contratos de obras excesivos para financiamiento indirecto de las campañas, entre otras modalidades fueron utilizados para favorecer al partido oficial y a su candidato.


En tanto para ellos, el año terminó con expectativas positivas en el ámbito de la persecución de la corrupción al indicar que los casos activos de la Operación Anti Pulpo, el del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI) y ODEBRECHT, incluyendo el archivo definitivo aplicado a una parte de los imputados en los presuntos sobornos.


Además, existen indicadores de que varias investigaciones en curso tocarán otros casos destacados como el del asfalto, compras en la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CEDEE), entre otras.


El año termina con grandes desafíos para los gobernantes, los partidos políticos, el sector privado, el pueblo en general. Con familias que han perdido sus ingresos, padres, niños, maestros fuertemente afectados por clases virtuales, lo cual genera mucha preocupación.


Señalaron que el aspecto más relevante de este año es la participación de  la población. Su fuerte incidencia logró que situaciones y medidas que se intentaron fueran revertidas, atendiendo a los reclamos de los miles de ciudadanos y ciudadanas que se lanzaron a las calles, protestaron desde sus casas o se manifestaron por diferentes medios a favor de la democracia.