La presentación de Café Claro se desarrolló en el marco de la celebración del 28 Aniversario de la organización de la sociedad civil, en la cual Leidy Blanco García, coordinadora general del movimiento cívico, destacó que desde su nacimiento Participación Ciudadana colocó la lucha contra la corrupción y la impunidad entre sus principales ejes de acción, ya que es imposible la construcción de una sociedad más justa cuando en ella prevalecen estas faltas.

SANTO DOMINGO.-  El movimiento cívico Participación Ciudadana presentó la herramienta de innovación para el seguimiento del gasto público Café Claro, la cual tiene como objetivo brindar a los ciudadanos y ciudadanas la posibilidad de monitorear y velar por la calidad del gasto de los recursos públicos, en su compromiso con la transparencia y la institucionalidad de la República Dominicana.

De igual manera brinda la facilidad de fiscalizar la inversión del presupuesto público, tanto a las personas que viven dentro o fuera de la República Dominicana, el acceso a publicaciones validadas con sustento en datos previamente analizados utilizando como base los datos de acceso público de las instituciones del Estado, así como reportar patrones o comportamientos de corrupción en la administración de los recursos públicos.

A través de la plataforma www.cafeclaro.org la ciudadanía podrá prevenir y desalentar el robo del dinero público como efecto del seguimiento constante de la evolución del gasto, valorar de forma objetiva la calidad de los datos de transparencia ofrecidos por instituciones públicas, y motivar a los ciudadanos y ciudadanas a que sean partícipes del proceso de monitoreo de los fondos públicos. ​

La presentación de Café Claro se desarrolló en el marco de la celebración del 28 Aniversario de la organización de la sociedad civil, en la cual Leidy Blanco García, coordinadora general del movimiento cívico, destacó que desde su nacimiento Participación Ciudadana colocó la lucha contra la corrupción y la impunidad entre sus principales ejes de acción, ya que es imposible la construcción de una sociedad más justa cuando en ella prevalecen estas faltas.

Leidy Blanco García, agradeció y reconoció, además el esfuerzo de los miles de voluntarios y voluntarias que han prestado durante años sus capacidades, su tiempo, energías, voces y liderazgo, a favor de todas las causas justas que enarbola Participación Ciudadana, así como el arduo trabajo que realiza el equipo técnico de la institución en conjunto con los aliados de las diferentes organizaciones de la sociedad civil, a fin de fortalecer y ampliar la criticidad, la participación y capacidad de movilización de la ciudadanía en los procesos de institucionalización democrática, el fomento de los valores éticos y la implantación de una cultura de transparencia e integridad.

“Extendemos en este aniversario nuestra gratitud a las agencias de cooperación internacional, quienes a través de su colaboración hacen posible que nuestras acciones y sus resultados tengan mayor impacto, y con ellos a la prensa nacional que nos han acompañado durante estos 28 años contribuyendo, aportando y demandando junto a nosotros un país más justo y transparente”, sostuvo Blanco García.

Durante la celebración fue reconocido Marcelino Hiraldo (Papín), a quien dedicaron un homenaje póstumo, gracias a su compromiso con la institución y el trabajo voluntario que realizó, especialmente desde el Comité Municipal de Altamira.

En este sentido, Fátima Lorenzo, directora ejecutiva del movimiento de la sociedad civil, destacó que el trabajo de voluntariado es un pilar fundamental del quehacer de Participación Ciudadana, ya que es una labor por decisión individual de aportar de manera altruista su tiempo y capacidades, lo cual se traduce en solidaridad, compromiso, cooperación y desprendimiento.

Hoy Participación Ciudadana sigue fuerte, de frente, demandante, con su misma misión y valores, y dando sus primeros pasos hacia el relevo con nuevos actores, pero siempre acompañado de la experiencia, otorgando su voto de confianza a una generación con nuevas ideas, con muchas energías, con aspiraciones de transformar e innovar. Una generación con el mismo deseo de servir, a través de la institución a la construcción de una sociedad más transparente, pluralista, equitativa, justa e inclusiva.