Usuarios del Corredor Núñez de Cáceres protestaron por segundo viernes consecutivo, en busca del restablecimiento de los autobuses de la OMSA en esa ruta y la rebaja del pasaje a 20 pesos, en caso de que dejen las unidades de Conatra que sin licitación colocó en el Intrant.

SANTO DOMINGO.- Usuarios del Corredor Núñez de Cáceres protestaron por segundo viernes consecutivo, en busca del restablecimiento de los autobuses de la OMSA en esa ruta y la rebaja del pasaje a 20 pesos, en caso de que dejen las unidades de Conatra que sin licitación colocó en el Intrant.


José Ureña, uno de los organizadores de la actividad, considera abusiva la medida de pagar 35 pesos en un corredor que costaba 15 y dijo que existe un claro contubernio entre los directores del Intrant, Rafael Arias y Radhames González de la OMSA, con la intención de ceder rutas al sector privado.   


“Pedimos al cobarde director de la OMSA, Radhames González, que restablezca el servicio de esos autobuses nueva vez. Es un acto de cobardía de ese señor quitarnos el transporte barato para obligarnos a pagar un pasaje a 35 pesos en el nuevo corredor, dejándonos sin opción alguna”, enfatizó Ureña.  


“También pedimos a la prensa y al Ministerio Público que investiguen quién está detrás de las ganancias del cobro electrónico en corredores de la OMSA y de los nuevos autobuses de la Núñez de Cáceres, pues el Intrant ha hecho esos procesos sin la más mínima transparencia”, sostuvo Ureña.


Afirmó que recientemente se enteró, que la OMSA quitó los Corredores Cruz Jiminián de la Puya, Cristo Rey, Ortega y Gasset hasta la Feria, quitó el de la Mujer en la Gómez, quitó el corredor de apoyo en las horas pico al caos de Los Alcarrizos y entregó la Núñez de Cáceres, en lo que Ureña considera una clara alianza para dejar el paso libre al sector privado.


El estudiante de la UASD y empleado privado, afirmó que otorgar rutas y contratos de cobranza sin licitación, se presta para grandes mafias que pueden enriquecer a algunos a costa del cadáver de los más pobres.


“Nosotros vamos a estar ahí protestando todas las semanas, hasta tanto sean atendidas nuestras demandas y presentaremos un recurso ante el Tribunal Superior Administrativo, contra OMSA e Intrant”, explicó.


Ureña, hablando a nombre del grupo, dijo que ese pasaje debería ser a 20 pesos porque eso es un transporte colectivo, en el caso de los carritos era entendible que cobraran 35 porque solo llevaban seis pasajeros y cuatro en la pandemia.


“Es un crimen cobrar 35 pesos por un corredor que recorre 10.2 kilómetros, sin embargo tú tienes guaguas que recorren 38 kilómetros por los mismos 35 pesos, tal es el caso de la ruta Avenida Monumental-Hipódromo V Centenario y la OMSA 36 desde Haina al Hipódromo”, sostuvo Ureña.