Arcelin, indicó que todos los países deben impedir que la burguesía haitiana y los principales actores de poder entre a sus regiones, y no solo prohibir la entrada a figuras menores.

SANTO DOMINGO,- La solución a la crisis haitiana es la renuncia del Primer Ministro, Ariel Henry, informó el exembajador de Haití en República Dominicana, Paul Arcelin.

“Ellos piden la intervención militar para protegerse en el poder”, expresó Arcelin al denunciar que la burguesía haitiana es cómplice del actual gobierno en los crímenes, robos y tráfico de armas.

Recordó, que el gobierno americano dijo que perseguirá a quienes armaron las bandas en Haití, por lo que no entienden porque estos se sienten tan confiados.

Arcelin, indicó que todos los países deben impedir que la burguesía haitiana y los principales actores de poder entre a sus regiones, y no solo prohibir la entrada a figuras menores, “impedir que estos líderes campesinos que no saben leer ni escribir entren a República Dominica no vale de nada”.

Denunció, que las familias de los miembros de las bandas han invertido en compras y bienes ilícitos en República Dominicana, aunque entiende que el gobierno dominicano toma las medidas que entiende debe tomar.

Enfatizó que Haití es un país fallido porque desde 1915 los americanos imponen los gobiernos.