Entre 2008 y 2019, el mismo se benefició con alrededor de US$28.5 millones en adelantos a dividendos y cargo de gastos personales a Autogermana que no ha terminado de devolver.

SANTO DOMINGO.- Los abogados de Seis y Once Corp. (SOC), empresa de la que es accionista y directivo Donald Guerrero en Puerto Rico, presentaron el pasado 26 de mayo una contestación formal a la demanda introducida por Eduardo Pellerano en marzo pasado en los tribunales de la vecina isla. Además de su contenido, se extrae un estado de deudas de Pellerano con dicha compañía que asciende a una cifra cercana a los US$10 millones.

El documento presenta datos que dan cuenta de que una parte de esa deuda, unos 7 millones de dólares, corresponde a montos no devueltos sobre adelantos a los dividendos a ser generados por sus acciones en Autogermana.

Mientras, en otros informes contables que maneja la empresa, consta que ascendió a alrededor de US$28.5 millones el total de lo que se benefició Pellerano entre adelantos y gastos personales cubiertos por la empresa entre 2008, cuando SOC entró en Autogermana, y 2019. Luego de una auditoría al respecto, se le pidió que presentara un plan de pago y no ofreció ningún compromiso para saldar su deuda.

Otra situación que se plantea en el documento de defensa data de 2011, cuando se explica que Pellerano usó a Autogermana como garante de 2.3 millones de dólares, balance de deuda remanente del financiamiento otorgado para la compra de un avión privado, el cual fue compelido a vender por debajo de su valor.

Para el mes de mayo de 2021, todavía le adeudaba al 1st Source Bank en Estados Unidos US$1.7 millones. La defensa de SOC alega que Pellerano comprometió a Autogermana como garante sin hacerlo del conocimiento de su Junta de Directores.

En 2017, reincidió y colocó a la compañía como garante de un préstamo de seis millones de dólares firmado con el Banco de Reservas (Banreservas) sin que, de nuevo, la Junta de Directores lo supiera. El préstamo fue para Autogermánica, empresa de Pellerano en República Dominicana que representaba a BMW en el país y cuya representación perdió hace pocos años.

Autogermánica incumplió con sus obligaciones y Banreservas inició reclamaciones de pago en 2018. Para liberarse de sus obligaciones con el banco, Autogermana acordó el pago de casi 1.9 millones de dólares.