Zapata Mendoza, quien deberá cumplir la condena en la Penitenciaría Nacional La Victoria, además fue sentenciarlo al pago de una indemnización de 10 millones de pesos a favor de las víctimas y 30 salarios de multas al Estado dominicano.

SANTO DOMINGO.- El Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, condeno a treinta años de prisión a un hombre rapto al joven Eddy Manuel Peña, en su lugar de trabajo, ubicado en el sector de Gascue, y luego asesinó en la provincia de San Cristóbal, el 24 de julio de 2017.

La sentencia fue dictada a Juan Carlos Zapata, alias Kiko Siete, deberá cumplir la condena en la Penitenciaría Nacional La Victoria, además fue sentenciarlo al pago de una indemnización de  diez millones de pesos a favor de las víctimas y treinta salarios de multas al Estado dominicano.

El Ministerio Publico señala que tras asesinar a la víctima, disparándole en el rostro con un arma ilegal,  Zapata Mendoza le sustrajo la yipeta y huyó a la ciudad de Santiago, donde incineró y dejó abandonado el vehículo en un solar baldío.

Se recuerda que Eddy Manuel Peña Cabrera fue reportado desaparecido el pasado 24 de julio, su cuerpo fue hallado con un disparo en la cabeza en San Cristóbal y su vehículo quemado en Santiago, mientras que su victimario es un ex empleado del padre de Peña.