La controversia no solo vino desde Finjus, sino que los cuestionamientos llegaron del propio presidente de la Cámara de Diputados que reconoció la falta de claridad en el proyecto aprobado en primera lectura.

SANTO DOMINGO.- Tras la polémica surgida por la advertencia del jurista Servio Tulio Castaños de que el proyecto del Código Penal aprobado en primera lectura por la Cámara de Diputados redujo de 10 a 3 años de cárcel el castigo por corrupción, legisladores aseguraron este viernes que el vicepresidente ejecutivo de Finjus nunca hizo observaciones al artículo 303, donde se detallan las escalas de penas para ese tipo de delitos.

La controversia no solo vino desde Finjus, sino que los cuestionamientos llegaron del propio presidente de la Cámara de Diputados que reconoció la falta de claridad en el proyecto aprobado en primera lectura.

“Yo le rogaba a los diputados que arregláramos todas esa cosas porque íbamos a ser objeto de críticas, está ahí grabado”, dijo el presidente de los Diputados, Alfredo Pacheco.

De acuerdo con el vicepresidente Ejecutivo de Finjus, el proyecto de reforma original establecía que la corrupción se castigaría con penas privativas de libertad de cuatro a 10 años, mientras que la pieza aprobada en primera lectura las redujo de dos a tres.

“Al contrario, nosotros lo que hemos hecho es nutrir más el código”, dijo el presidente de la Comisión de Justicia, Alexis Jiménez

Jiménez insiste que la nueva pieza pondrá más obstáculos y mayor castigo al delito administrativo, ya que lo desglosa en varios artículos con penas carcelarias que podrán ser acumuladas.

“Nosotros no castigábamos cohecho activo, ni cohecho pasivo, no castigábamos la malversación de fondos, no castigábamos los contratos ilegales, la concusión, no castigábamos el peculado”, detalló.

El vocero de los diputados reformistas, Máximo Castro Silverio, también desestimó los cuestionamientos, al aclarar que la Cámara amplío el abanico de penas.

Para el jurista Eduardo Jorge Prats este debate no tiene sentido, ya que el artículo 303 del proyecto, contempla por primera vez la pena por el delito de corrupción.

“El delito de corrupción no existe en la actual legislación y por tanto no puede hablarse de una disminución de la pena, sino que existe un conjunto de ilícitos, cuya suma bajo el cúmulo de penas va más allá de los dos o tres años”, afirmó.

Para solucionar la polémica, Pacheco adelantó que presentará una nueva propuesta.

“Que la corrupción simple se castigue con prisión mayor de 10 a 20 años cuando sea simple, y cuando se agravada o reincidencia entonces que lleve de 20 a 40 años, y con el cúmulo de la pena que ha propuesto la comisión entonces pueda llegarse a los 60 años”.

El presidente de la comisión de justicia de la Cámara Diputados anunció que la próxima semana se abrirán vistas públicas para que todos los sectores puedan hacer sus observaciones al proyecto de reforma al Código Penal.