En tanto, representante de grandes almacenes aseguran, pese a que no se logró el nivel de operaciones previas a la pandemia, sí tuvieron buenas ventas.

SANTO DOMINGO.- Aunque el “Black Friday” dejó un mal sabor a muchos pequeños comerciantes de los sectores comerciales del Gran Santo Domingo cuyas ventas no llenaron sus expectativas, muchos de ellos esperan poder recuperarse con la llegada de diciembre y la temporada de compras de fin de años.

En tanto, representante de grandes almacenes aseguran, pese a que no se logró el nivel de operaciones previas a la pandemia, sí tuvieron buenas ventas.

Las expectativas que tenían los pequeños comerciantes se vinieron abajo. Muchos de ellos aseguran que el denominado “Black Friday” y el fin de semana transcurrieron como días normales, sin grande filas, sin un foro inusual en sus tiendas y sin incremento en las ventas.

Incluso la Federación Dominicana de Comerciantes cataloga el “Black Friday” como un fracaso, al estimar que los pequeños negocios vendieron 20 por ciento por debajo de años anteriores.

Pese a las bajas ventas, los pequeños comerciantes no pierden las esperanzas de que las ventas mejores en diciembre, una vez que los trabajadores cobren el doble sueldo y se preparen para las cenas de Navidad y Año Nuevo.

En cambio, representantes de grandes tiendas del gran Santo Domingo dicen que lograron vender el doble que en un día normal, aunque aún por debajo de la época pre-pandemia.

Los comerciantes mantienen las quejas debido a los altos precios de los fletes, ya que dicen que están comprando mercancías a muy altos precios y a la hora de sus ventas no están teniendo ganancias significativas.