Propietarios de pequeños y medianos negocios en sectores populosos de la capital dijeron estar dispuestos a acatar los protocolos establecidos por las autoridades a fin de limitar el contagio el COVID-19 ahora que comenzó la primera fase de reapertura gradual de la economía.

SANTO DOMINGO.-  Aunque con pérdidas económicas significativas por una la gran reducción de clientes, propietarios de pequeños negocios ubicados en sectores populares de la capital, aseguraron este viernes que han asumido el reto de aplicar protocolos de sanidad  para evitar contagios de coronavirus en sus establecimientos.

Martín Sánchez es el administrador de un colmado en el sector Los Jardines del Norte del Distrito Nacional, que a sabiendas del riesgo que representa el contacto cercano entre sus clientes, ha dispuesto varias medidas para evitar posibles contagios de Covid19 en ese establecimiento.

Estas medidas dispuestas en el colmado que administra Martín, también han sido aplicadas en otros pequeños negocios ubicados en zonas populares de la capital, tales como salones de belleza, peluquerías y centros de expendio de comidas.

En los dos días que han transcurrido desde la primera fase de reapertura, Pro Consumidor ha estado monitoreando el cumplimiento de las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud en las 11 principales ciudades del país, según el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes.

Aunque estos comerciantes han tratado de atraer de nuevo a sus clientes para levantar sus negocios, aseguran que en los días de reapertura no les ha ido muy bien en las finanzas.

La expectativa de estos comerciantes es que la población aprenda a vivir con el coronavirus, y que poco a poco su economía mejore, en tanto se cree una vacuna para el COVID19.