SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La joven que fue herida de gravedad por un vecino luego de que éste matara a su mujer e intentara suicidarsepermanece en cuidados intensivos con perforaciones en el  hígado, en el diafragma y está bajo ventilación asistida, según el subdirector médico del hospital Ney Arias Lora, Alfredo Polanco.

Mientras que Juan Pablo Zabala, de 39 años, permanece estable luego de recibir un disparo en la cabeza que él mismo se propinó, luego de haber asesinado a su concubina Juana Gálvez.

Al hablar con Noticias SIN, el victimario dijo que está arrepentido de haber cometido el hecho y considera que debe morir.

Explicó, además, que Gálvez supuestamente lo engañaba y por eso decidió matarla porque “yo no aguantaba más, ella salía en Jeepeta y carros con hombres y por eso decidí matarla”.

Dijo que para cometer el hecho cogió  prestado un revólver de un amigo suyo.

Según los datos recogidos por esta reportera, Zabala tenía más de tres meses de casado con la víctima y hace 15 años fue cabo de la Policía.

Zabala es custodiado por un agente de la Policía en el referido centro médico