Cuevas manifestó que nunca su hijo, de 30 años, había expresado sus intenciones salir de manera ilegal en busca del sueño americano.

SANTO DOMINGO.- Uno de los cuatro dominicanos desaparecidos al zozobrar su embarcación en aguas de Las Bahamas, había sido deportado de los Estados Unidos hace aproximadamente tres años expresaron esta mañana sus familiares en el sector Los Mameyes, quienes a 16 días de la tragedia no tienen informaciones que evidencien que aún su pariente permanece con vida.

"La esperanza es lo último que se pierde", fueron las primeras palabras de la madre de Ricardo López, quien es uno de los dominicanos desaparecidos, al zozobrar la embarcación en aguas de Las Bahamas el pasado 22 de enero.

“No le encuentro sentido a esto, porque aquí él estaba bien porque inclusive hizo unos trabajos ahí hizo una boutique y estaba tranquilo y no sé qué fue lo que pasó”

Sumida en la más profunda angustia, María Cuevas describió lo que han significado las últimas dos semanas sin tener información que permita saber la situación de su hijo.

“A mí me llamaron donde yo vivo, y me dijeron así de repente tu hijo se ahogó, yo me iba a morir, imagínese para una madre que le digan de un momento a otro tu hijo se ahogó, me iba a dar un infarto ahí mismo que la suerte fue que me había tomado mis medicamentos”

Cuevas manifestó que nunca su vástago, de 30 años, había expresado sus intenciones de salir de manera ilegal en busca del sueño americano.

“Yo no tengo esa información de decirle él lo hizo ese día o quien le inculcó eso, yo no sé”.  Ricardo López fue deportado de los Estados Unidos donde residen sus hijos junto a su esposa.

 “A veces la vida le trae a uno cosas que uno no quiere, estamos todos muy deprimidos con lo que ha pasado con ese joven”

"Ahora María Cuevas implora a las autoridades de Cancillería permitirles viajar hasta La Bahamas en busca de información sobre la ubicación del segundo de sus tres hijos".