Los congresistas oficialistas indicaron que la Iglesia Católica debe enfocarse en trabajar en la fe cristiana y no inmiscuirse en ejecutorias de poder ejecutivo.

SANTO DOMINGO.- Los reclamos del arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Francisco Ozoria, para que los funcionarios prediquen con el ejemplo generaron este martes polémica entre legisladores de las diferentes bancadas.

Mientras los perremeístas arremetieron contra el prelado, diputados de oposición coinciden con el líder religioso en el sentido de que el cambio prometido aún no es una realidad.

De esta forma congresistas del partido oficialista pidieron a la iglesia mantenerse al margen de las decisiones que tome el gobierno a través de cada institución.

Los legisladores recordaron que el gobierno del presidente Abinader encontró el país sumergido en una crisis económica producto de la pandemia del covid-19  y problemas de corrupción heredados de gobernantes que dirigieron el país por 20 años consecutivos, por lo que justificaron cada préstamo aprobado en la cámara baja.

Mientras que por su parte legisladores de la oposición expusieron que la situación actual que vive el país representa el cambio al revés de un gobierno inexperto y se mostraron de acuerdo con la opinión del arzobispo Ozoria.

En su llamado,  el arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, llamó a las instituciones a demostrar con obras de bien lo que dicen.

El sacerdote además expresó que una nueva etapa en la vida nacional ha comenzado y que se necesita acciones que motiven a creer en la persona y en el país.

Este mismo martes, la Cámara de Diputados remitió a la comisión Permanente de Hacienda el contrato de préstamo, suscrito entre el Estado dominicano y el Banco Interamericano de Desarrollo por un monto de 39 millones de dólares, que serán utilizados para  financiar la implementación del Programa de Eficiencia Energética.