Más de dos mil 800 personas regresaron a sus casas en el Seibo y Hato Mayor luego de estar albergados dos días protegiéndose de los efectos del huracán Irma. Sin embargo los daños causados a la agricultura no se podrán recuperar tan rápido.

 REDACCIÓN.- Más de dos mil 800 personas regresaron a sus casas en El Seibo y Hato Mayor luego de estar albergados dos días protegiéndose de los efectos del huracán Irma. Sin embargo los daños causados a la agricultura no se podrán recuperar tan rápido.

Así lo expresó, Domingo Alcalá quien cuenta con pesar la destrucción que provocaron las lluvias y los vientos en las más de 40 tareas de tierra que tenía sembradas de cacao y plátano en Las Cabirmas del municipio de Miches.

Los vientos provocaron además daños leves en algunas viviendas.

Mientras estos retoman completamente su cotidianidad, el administrador de los Comedores Económicos dejó iniciados sendos operativos de distribución de alimentos en ambas provincias.

Las autoridades locales tienen de tarea gestionar con las instituciones gubernamentales dar respuesta a los demás daños que dejó el Huracán Irma en estas provincias