Los nueva adenda, pedida por el mandatario, serviría para cambiar 1.2 millones de dosis de adultos que están pendientes a dosis de niños, entre los 5 y 12 años.

SANTO DOMINGO.- El Gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader sometió una nueva adenda al contrato de compra de vacunas con la compañía estadounidense Pfizer, que será conocida en los próximos días por el Congreso Nacional.

Los nueva adenda, pedida por el mandatario, serviría para cambiar 1.2 millones de dosis de adultos que están pendientes a dosis de niños, entre los 5 y 12 años.

También contempla una reducción en 3,870 dosis con respecto a lo previamente acordado.

Entonces, de las 1,299,870 dosis pendientes se bajaría a 1,296,000 dosis de vacuna pediátrica.

La carta del mandatario fue dirigida al presidente del Senado de la República, Eduardo Estrella, y en ella se recuerda que el precio de la vacuna acordada previamente fue de US$12 por cada dosis. El precio de la vacuna pediátrica es de US$15 por unidad.

“Desde hace tiempo el gobierno y la farmacéutica han estado analizando la posibilidad de que las dosis restantes fueran suministradas en forma de vacuna pediátrica. En principio pueden ser administradas a niños de 5 a 12 años, serían de gran utilidad para lograr vacunar a esa mínima parte de la población a la que todavía no ha podido llegar el Plan Nacional de Vacunación, sobre todo ahora que hemos regresado de manera generalizada a las clases presenciales”, señala la carta.