De acuerdo al fiscal Miguel Collado, encargado de presentar la acusación preliminar contra el imputado, dijo que ese “cuarto con tecnología de primera” tenía un servidor más potente que el de cualquier institución grande del Estado.

SANTO DOMINGO.- Raúl Alejandro Girón Jiménez, uno de los imputado en Operación Coral, tenía una habitación “con tecnología de primera” donde tenía informaciones de las instituciones castrenses del Estado dominicano, según el Ministerio Público.

De acuerdo al fiscal Miguel Collado, encargado de presentar la acusación preliminar contra el imputado, dijo que ese “cuarto con tecnología de primera” tenía un servidor más potente que el de cualquier institución grande del Estado.

Expresó que en consultas que han hecho con especialistas del área se han enterado que grandes instituciones tienen servidores con capacidad de 2.0 terabytes mientras que el encontrado al Girón Jiménez, que es mayor del Ejército, era de 60 terabytes.

Puntualizó que en ese servidor se alojaban informaciones confidenciales de instituciones castrenses del Estado dominicano y que tiene un costo estimado de 16 millones de pesos.

El fiscal calificó al imputado como clave en la maniobra fraudulenta del supuesto entramado militar encabezado por el mayor general Adán Cáceres Silvestre.

Dentro de los hallazgos de las investigaciones de la Procuraduría es que se detectaron 123 “transacciones RTE”, que son alertas que emiten entidades financieras cuando un cliente realiza una transacción más allá del límite establecido. Esas 123 transacciones identificadas involucraron un monto de 122 millones de pesos.

Los fiscales señalaron que Girón Jiménez se desempeñaba como director de tecnología y comunicaciones del Cestur con salario de 69 mil pesos. También era programador de nómina en el Cusep desde el 2017 al 2020.