"El Ministerio Público es una institución expuesta a múltiples incomprensiones e incluso puede cargar con el estigma de errores pasados. Pero todos debemos mirar hacia el futuro y comprometernos a cumplir con entrega y determinación las funciones que nos confían la Constitución y las leyes", expresó en un mensaje en el Día Nacional del Ministerio Público.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La Procuradora General de la República, Miriam Germán, reiteró que no puede haber paños tibios ni maltratos, ni encono ni apañamientos, sino la firme determinación de procurar, bajo el marco del debido proceso, que jueces independientes e imparciales declaren la responsabilidad penal de quienes se apropien ilícitamente de los recursos de todos los contribuyentes.


"El Ministerio Público es una institución expuesta a múltiples incomprensiones e incluso puede cargar con el estigma de errores pasados. Pero todos debemos mirar hacia el futuro y comprometernos a cumplir con entrega y determinación las funciones que nos confían la Constitución y las leyes", expresó en un mensaje en el Día Nacional del Ministerio Público.


Aseguró que el Ministerio Público es el organismo del sistema de justicia responsable de dirigir la investigación penal y ejercer la acción penal pública en representación de la sociedad, así como de formular e implementar la política del Estado contra la criminalidad, por lo que el desarrollo de sus capacidades operativas y su fortalecimiento institucional redundan en beneficio del acceso a la justicia y en la optimización de los servicios a la ciudadanía.


"Hoy, al abrigo de la memoria del patricio Francisco del Rosario Sánchez, apelamos a la confianza de la sociedad dominicana y la responsabilidad de los integrantes del Ministerio Público para reconducir la institución al estadio que la Constitución le confiere en nuestro sistema democrático", sostuvo.


Asumimos la dirección del Ministerio Público, con el firme compromiso de reencauzar sus acciones para reconectarlo con toda la ciudadanía, en el contexto de un compromiso expreso desde el Poder Ejecutivo de respetar su independencia y autonomía.


Para ello, emprendimos una serie de iniciativas cuyo objetivo principal es fortalecer las capacidades de persecución penal, siempre en el marco estricto del debido proceso de ley, a fin de desempeñar con eficiencia las atribuciones conferidas por el artículo 169 de la Constitución de la República y la Ley Orgánica del Ministerio Público.


Uno de los principales compromisos que asumimos con la sociedad dominicana es perseguir la corrupción administrativa y enfrentar la impunidad. El Ministerio Público, como un celoso guardián de la “cosa pública”, no debe tener amigos ni enemigos para traducir a la acción de la justicia penal a quienes, al ejercer una función pública, traicionen la confianza de la ciudadanía.


Sirva, pues, esta celebración para reconocer a las mujeres y los hombres de las distintas Fiscalías y Procuradurías Regionales y Especializadas que cumplen día a día la encomienda de perseguir los crímenes y delitos que intranquilizan a la ciudadanía dominicana.