Con el sueño de ser pelotero y poder asistir al colegio por educación básica el pequeño Emmanuel Contreras de 8 años  enfrenta una enfermedad congénita, el ano imperforado, lo que no le permite moverse de su hogar con facilidad por temor a infecciones que puedan complicar su estado actual.

Por Ana Paula González

SANTO DOMINGO.- Padres del niño Kevin Emmanuel Contreras quien nació con el ano imperforado, y otras complicaciones de salud,  sin recursos para poder ser tratado fuera del país, piden una mano ayuda para poder solucionar esta interrogante diaria que tienen con la salud de su pequeño.

Con el sueño de ser pelotero y poder asistir al colegio por educación básica el pequeño Emmanuel Contreras de ocho años enfrenta una enfermedad congénita, el ano imperforado, lo que no le permite moverse de su hogar con facilidad por temor a infecciones que puedan complicar su estado actual.

La madre del niño Darisa Almonte quien trabaja como enfermera nos narra sobre las complicaciones que sufre este pequeño desde su nacimiento.

Luego de indicaciones médicas para que Enmanuel mejorara su calidad de vida, el proceso orientado presento fallas.

Su padre Tunino Contreras, nos dice lo difícil que ha sido insertar a su hijo en la sociedad como una persona normal por su situación y lo excluido que se siente el niño por no poder hacer las mismas cosas que sus hermanos.

Tunino dice estar desesperado y en busca de soluciones o una mano solidaria que  ayude para poder luchar y sacar adelante a Emmanuel.

La abuela Leonilda Duran, quien es la que cuida a los niños la mayoría del tiempo, afirma sentirse afectada ya que no puede ver a su nieto desarrollarse ni siquiera intelectualmente.

Además dice el gasto en pañales diario es abismal ya que en un día pueden usar hasta 10 unidades.

Pese a que la enfermedad diagnosticada no tiene cura en el país Tunino y Darisa  afirman que no se darán por vencidos y le prometen una vida normal a su pequeño.