El presidente Abinader reconoció este jueves el riesgo al que se enfrentan los agentes que luchan contra la delincuencia, a quienes reiteró apoyo del gobierno al acudir al funeral a rendir sus condolencias en Santo Domingo Este.

Por Grabriela Andújar 

SANTO DOMINGO.- Familiares del primer teniente Jean Carlos Ramírez Carvajal piden a las autoridades detener a los responsables de la muerte a tiros de su pariente, quien cayó abatido al intentar impedir un atraco en un parque de Santiago.

El presidente Abinader reconoció este jueves el riesgo al que se enfrentan los agentes que luchan contra la delincuencia, a quienes reiteró apoyo del gobierno al acudir al funeral a rendir sus condolencias en Santo Domingo Este.

Entre llantos, Evelyn Carvajal clama a las autoridades agudizar las investigaciones para hallar a los responsables de la muerte de su hijo.

El teniente Ramírez Carvajal, de 32 años, murió de dos balazos la noche del martes cuando mientras cenaba con amigos en el parque Sameji de Santiago se percató de un asaltó y trató de impedirlo.

Al manifestar que la policía está de luto, el director de la institución aseguró que se activó la búsqueda de los delincuentes quienes huyeron de la escena con las prendas que habían robado y con el arma de reglamento del propio oficial abatido.

Al rendir sus condolencias en la funeraria, el presidente Abinader reconoció el riesgo al que se enfrentan los agentes policiales ante el combate a la inseguridad, a la vez que les garantizó todo su respaldo por parte del gobierno.

La Policía destacó en un comunicado que Ramírez Carvajal era considerado como una persona ejemplar con un alto sentido del deber.

El oficial era el segundo de cuatro hermanos, residía con su esposa en Ciudad Juan Bosch y estaba asignado a la Dirección General de Investigación DICRIM de Santiago.

Sus restos fueron sepultados en horas de la tarde en el cementerio Cristo Salvador.

De acuerdo con la Policía Nacional, se realizan las labores de identificación y búsqueda de los responsables, a quienes se les exhorta entregarse por la vía que entiendan pertinente.