“En el caso del Gran Santo Domingo, conseguir una cama para internamiento de un paciente con COVID-19 se ha convertido en una verdadera odisea”, dice la Sociedad de Infectología.

SANTO DOMINGO.- La Sociedad Dominicana de Infectología (SDI) recomendó limitar la actividad económica y comercial a niveles mínimos, el aforo de personas a un 40% en comercio y centros de trabajo o prohibir actividades de más de 10 personas, para de esta manera contrarrestar el aumento de casos de coronavirus.

La Sociedad manifestó su preocupación ante “el incremento sostenido” de nuevos casos en las últimas semanas, que incluye casos severos y críticos, que llevaron a una saturación de los servicios de salud que prestan atención a esos pacientes contagiados.

“En el caso del Gran Santo Domingo, conseguir una cama para internamiento de un paciente con COVID-19 se ha convertido en una verdadera odisea”, dice.

Además, atribuyó la situación a la apertura de toda la actividad económica “sin alcanzar” un alto porcentaje de la población que complete un esquema completo de la vacunación contra el COVID-19, que incluye dos dosis.

Además de las medidas antes mencionadas, la SDI sugirió a las autoridades vigilar el apego al uso correcto de la mascarilla y las medidas de distancia física, entendiendo que “es imposible guardar distancia en el transporte público” si todas las actividades laborales y comerciales siguen funcionando a máxima capacidad.

En cuanto a las actividades, piden que no se acepten más de 10 personas en bodas, celebraciones religiosas o seculares, mítines, funerales, eventos artísticos, deportivos y entre otros, por cuatro semanas.

“Intensificar la campaña de vacunación, no basta con los centros seleccionados, hay que ir a la comunidad a vacunar. Es importante contar con la colaboración de líderes comunitarios comprometidos con la salud de su sector”, precisó.