El alcalde del municipio San José de Ocoa, Aneudy Ortiz, solicitó a las autoridades una investigación exhaustiva para esclarecer las circunstancias en las que murió Gregorio Custodio.

SAN JOSÉ DE OCOA.- Luego que surgieran varias denuncias sobre un joven que murió mientras estaba preso en cárcel de la provincia de San José de Ocoa, el diputado de la Fuerza del Pueblo, Rafael Castillo, pidió este martes la suspensión de la dotación policial del destacamento del municipio.

Este pedimento del legislador se produce tras la muerte del joven José Gregorio Custodio, quien falleció luego de haber sido apresado por agentes policiales de la localidad, en atención a una denuncia por violencia de género.

“Suspenda a la dotación completa del destacamento del municipio San José de Ocoa, para ser investigados sobre la muerte del joven José G. Custodio, detenido allí y muerto por los golpes que muestra su cuerpo. Un hecho sin precedente”, escribió Castillo a través de su cuenta de Twitter.

En tanto, el alcalde del municipio San José de Ocoa, Aneudy Ortiz, solicitó a las autoridades una investigación exhaustiva para esclarecer las circunstancias en las que murió Gregorio Custodio.

De igual modo la diputada ocoeña Josefa Mejía hizo un llamado al presidente de la República, al Defensor del Pueblo y a Derechos Humanos para que inicien una investigación con respecto a este caso que ha conmovido el pueblo.

“Los ocoeños somos todos una familia y así debemos mantenernos”, señaló.

La Fiscalía de Ocoa inició una investigación sobre las circunstancias que provocaron la muerte del hombre, dos días después de haber sido apresado por la Policía en atención a una denuncia por violencia de género.

El fiscal Francis Valdez dijo que se manejan varias hipótesis del incidente que pudo provocar la muerte al hoy occiso, sin embargo, está a la espera del informe del Instituto Nacional de Ciencias Forense (Inacif) de Azua que determinará las causas del deceso.

Relató que Custodio fue apresado el pasado sábado por supuesta agresión a su expareja, y que estando en el destacamento, tuvo un fuerte dolor de estómago, por lo que las autoridades requirieron la asistencia del 9-1-1.

Corroboró que el cuerpo de Custodio llegó al hospital San José con “moretones”, tal como atestiguaron lugareños de la zona, sin embargo, hasta al momento no puede afirmar que fue esta previa agresión la que acabó con su vida ni que fueron agentes policiales del “Destacamento de la 37” los responsables.