Féliz Féliz agotó un turno en la sesión para asegurar que con la política lo único que ha acumulado son deudas.

SANTO DOMINGO.- El diputado Héctor Féliz Féliz “Pirrín”, aseguró hoy que tras haber sido detenido por ocho horas durante el apresamiento de Juan Maldonado Castro como parte de la Operación Falcón nadie le quiere dar una bola, por lo que tuvo que llegar en taxi a la sesión en el hemiciclo.

Féliz Féliz agotó un turno en la sesión para asegurar que con la política lo único que ha acumulado son deudas.

Detalló que tomó un préstamo por seis millones en una cooperativa, que tiene la casa hipotecada y que incluso se desplaza en taxi porque luego de ser mencionado en el caso por ofrecerle una “bola” a su amigo Maldonado Castro nadie quiere transportarlo.

Pirrín, envió al Ministerio Público el mensaje de que está a la disposición para ser investigado porque tiene cómo demostrar el origen de todo el dinero que ha invertido en campañas.

Explicó además que, pese a tener inmunidad parlamentaria, el día de los allanamientos fue retenido por ocho horas.