SANTO DOMINGO.- El Instituto Caribeño para el Estado de Derecho (ICED) planteó que se deben usar al máximo las facilidades tecnológicas para evitar el contagio del coronavirus y poner en funcionamiento el sistema de justicia, por ser este un servicio fundamental para la sociedad donde se resuelven los conflictos entre partes.

El presidente del ICED, Ramón Núñez, explicó que hasta ahora la justicia solo ha estado brindando servicios en el campo penal, en el conocimiento de algunas medidas de coerción y la tutela de derechos fundamentales pero que esto debería ser extendido a la justicia inmobiliaria "donde hay una experiencia muy exitosa de manejo de las plataformas virtuales", el derecho laboral, la justicia civil y comercial, la justicia de familia, el derecho administrativo y otros.

"Todos esos son ámbitos que requieren que haya tutela judicial. Y para que haya tutela judicial efectiva entonces hay que poner en marcha, con los resguardos debidos, una reapertura",  sostuvo Núñez.

Mediante un documento titulado “Pandemia y Justicia: Retos del Poder Judicial en tiempos de distanciamiento físico”  que recoge la opinión de una docena de juristas, se propone la discusión y reflexión en la comunidad jurídica, con las autoridades del sector justicia y con la sociedad sobre la apertura gradual de los procesos judiciales.

"La virtualidad en la nueva normalidad es la propuesta sobre la mesa. No obstante haberse presentado como una realidad cercana por las autoridades judiciales, existen aún más preguntas que respuestas sobre la viabilidad de la implementación, de un lado, y sobre la idoneidad del método en el ámbito de la justicia penal, de otro lado", señala el documento que estuvo bajo la coordinación del presidente del ICED junto a los también juristas Pedro Virginio Balbuena Batista, Luz Díaz Rodríguez, Martín Bretón Sánchez, Laura Acosta Lora, Benjamín Rodríguez Carpio, Manuel Fermín Cabral, Emery Colomby Rodríguez, Manuel Ulises Bonnelly Vega, Dilia Leticia Jorge Mera y Edward Veras-Vargas.

El presidente del ICED señaló queno pueden repetirse escenas como las que se dan a diario en el Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo donde las personas están apiladas en las audiencias e incluso se conocen casos en furgones por la falta de espacio.

Apuntó que para garantizar el buen funcionamiento de la justicia tanto el Ministerio Público como la Policía Nacional y el Poder Judicial deben tomar reglas de distanciamiento social, higiene y programar las audiencias tomando estas limitaciones.

"No se pueden programar las audiencias para tener gente prácticamente en condiciones de hacinamiento", advirtió Núñez, quien dijo estar seguro de que el Poder Judicial está en condiciones para asumir esto y dar respuesta a la situación.