SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Agentes policiales apresaron a un presunto atracador, que momentos antes, acompañado de otros integrantes de una banda de asaltantes, mató de dos balazos a un hombre al que citaron frente a un centro comercial, del sector Las Colinas de Los Ríos, en la Autopista Duarte, para alegadamente comprarle un vehículo que vendía.

Mediante un comunicado emitido por la Dirección de Información y Relaciones Públicas de la Policía se informó que el apresamiento de Francisco José Veras (Henry y/o Guribu), de 41 años, se produjo después que los integrantes de una patrulla policial motorizada fueran informados a través de la Central de Radio R-8, para que se dirigieran a la dirección antes señalada, donde se escucharon varias detonaciones.

Según la Policía cuando los agentes policiales se acercaban al lugar los antisociales huyeron en la yipeta Nissan Patrol, color dorado, llevándose el auto Honda Accord, color verde, placa A082700, chasis 1HGCG5644WWA030798, propiedad de Juan Ignacio Herasme Ortiz, de 34 años, a quien mataron de dos disparos.

La Policía dijo que los agentes del orden iniciaron una persecución contra los antisociales logrando apresar a Veras, quien luego los condujo a la calle Cordillera Central esquina Septentrional donde estaba escondido el vehículo que robaron a Herasme Ortiz (hoy occiso).

Al ser interrogado Veras reveló que se enteró de la venta del auto junto a unos tales “El Menor”; Humberto Ramírez Herrera (Canita) y Domingo Arias Tejeda (Júnior), prófugos, mediante un anuncio publicado en un periódico de circulación nacional, por lo que se comunicaron con su propietario y acordaron reunirse con este en la Autopista Duarte frente a un centro comercial, para tratar sobre la supuesta compra del vehículo.

El apresado aseguró a los investigadores policiales que una vez se juntaron con Herasme Ortiz procedieron a encañonarlo con un arma de fuego y le advirtieron que era un atraco.

Agrega que Herasme Ortiz se resistió al asalto, por lo que el tal “El Menor” disparó contra éste, provocándole la muerte. Reveló que el auto robado le sería vendido a un tal “Maestrico” en el municipio Bonao, provincia Monseñor Nouel, a quien acostumbran llevarle carros robados