Palacio de la Policía Nacional.

REPÚBLICA DOMINICANA.-La Jefatura de la Policía Nacional ordenó una investigación para determinar las circunstancias en que resultó muerto un presunto delincuente en el cuartel policial principal de La Vega,  donde fue llevado tras ser dado de alta en un centro de salud, cuyos médicos lo asistieron por haber sido herido en la pierna izquierda y apresado.

Se trata de Rodolfo Antonio de León Genao, quien murió en circunstancias aún no precisadas en el referido destacamento. Era buscado acusado de la comisión de varios delitos.

El reporte preliminar del caso refiere que De León Genao había sido herido y apresado por una patrulla policial en el Callejón de Las Simonas, detrás del Club Barranca.

En ese momento, de acuerdo al reporte ofrecido por los agentes actuantes, se ocupó un arma de fabricación casera (Chagón) y una porción de un vegetal desconocido, presumiblemente marihuana, en poder del prevenido.

El informe preliminar indica que  De León Genao fue llevado al Hospital de La Vega, donde personal médico le prestó asistencia y posteriormente fue despachado y enviado bajo custodia al cuartel policial, donde murió.

El cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses en Santiago para practicarle una autopsia.

Para investigar el caso fue designado el Inspector General de la Policía, general Frener Bello Arias, quien coordinará las pesquisas con un representante del Ministerio Público de la jurisdicción de La Vega