SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El jefe de la Policía, mayor general José Armando Polanco Gómez, dispuso la tarde hoy la suspensión y envío a la justicia de cuatro agentes de esa institución, acusados de penetrar a una vivienda del Ensanche Bolívar, de Santiago, y golpear a un reportero gráfico Santo Vásquez y su madre, señora Cirila Aracena Espinal, de 78 años.

Un comunicado emitido por la Dirección de Información y Relaciones Públicas de la Policía precisa que los agentes puestos a disposición de la justicia en Santiago son el capitán José Luis García y los segundos tenientes Felipe Reyes Marte, Francisco Regalado y Fabián Muñoz Figueroa.

Al dar a conocer la información, el mayor general Polanco Gómez, fue enfático en señalar que bajo ninguna circunstancias permitirá excesos contra los ciudadanos, por parte de agentes policiales.

"Los policías que actúan correctamente y apegados a la Constitución y las leyes lo hacen en nombre del Estado,  y reciben todo el respaldo de la institución, de lo contrario, lo hacen de manera particular y deben enfrentar la justicia", precisó.

En tal sentido, el mayor general Polanco Gómez dejó claro que la Jefatura de la Policía Nacional repudia y condena la agresión de que fueron objeto el camarógrafo Santo Vásquez y su madre, señora Cirila Aracena Espinal, de 78 años.

"Son acciones llevadas a cabo de manera particular y como tal deberán ser enfrentadas sus consecuencias en los tribunales", dijo el jefe policial.