Algunos de los conductores de motocicletas que ya realizaron el trámite aseguran que los agentes policiales los detienen de manera indiscriminada, pese a que ya usan chaleco y casco rotulados.

Por: Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Cuando faltan dos semanas para que venza el plazo de registro de las motocicletas como una forma de combatir la delincuencia, el proceso de regulación avanza a cuentagotas y los centros de regulación del Gran Santo Domingo lucen prácticamente vacíos.

Además de la poca afluencia de motociclistas en los centros de regulación, algunos de los conductores de motocicletas que ya realizaron el trámite aseguran que los agentes policiales los detienen de manera indiscriminada, pese a que ya usan chaleco y casco rotulados.

Pese a que el plazo para la regularización vence el 20 de octubre, los centros de registro ubicados en los parqueos del Jardín Botánico y del Estadio Quisqueya y en el club Los Cachorros, de Cristo Rey, lucen prácticamente vacíos este jueves.

El plan del gobierno que busca tener Control en motoristas es visto como un fracaso por los usuarios y afirman que aunque estén al día con sus documentos son asediados por las autoridades.

Algunos de los motoristas dicen que muchos de sus colegas no se registran porque entienden que es una pérdida de tiempo y un gasto innecesario.

Los propietarios de más de una motocicleta se quejan porque la regularización los obliga a tramitar varias licencias y piden que se pueda usar un carnet único, como ocurre con las licencias de conductores de autos.