Debido a las lluvias de los últimos meses ciertas provincias se han mantenido bajo alerta por un tiempo considerado,

SANTO DOMINGO.- Ante la inquietud de que la frecuencia de alertas y avisos para las provincias no prepare a la población para una emergencia mayor, la directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos, explicó que el aumento de las lluvias en los últimos meses hace necesario que las demarcaciones más afectadas y con mayor riesgo estén informadas y al pendiente de cualquier situación que se pueda presentar.

Argumentó que estas han sido "más visibles" porque "ha estado lloviendo.., y aunque las lluvias no se registren aquí en el Caribe, pero sí hacia el centro del país y hacia el noreste hemos tenido muchas lluvias", esto al participar de la entrevista central de El Despertador.

Ceballos alegó que la continuación en los avisos meteorológicos por parte de Onamet se debe a la saturación de los suelos y la posiblidad de la crecida de un caudal, una situación de emergencia o a la ocurrencia de ventarrones o granizadas en algunas provincias por las frecuentes y abundantes precipitaciones que han tenido lugar durante los meses de marzo y abril.

La titular de Onamet también explicó que desde la oficina se emiten alertas y avisos debido a la incidencia de diferentes fenómenos hidrometeorológicos, mientras en el Centro de Operación de Emergencias (COE) se encargan de asignarle color a estas advertencias de acuerdo a su gravedad. 

En este sentido, Ceballos resaltó la necesidad de educar a la población en cuanto al significado de cada color, siendo la verde una alerta por posibles inundaciones urbanas o rurales por las constantes lluvias y la roja la verdaderamente peligrosa, que obliga a tomar medidas, desplazar personas, incluso a cerrar escuelas, la cual no se ha utilizado en estos meses, apuntó.

En cuanto a las constantes lluvias, Gloria Ceballos insistió que las precipitaciones durante estos últimos meses han estado por encima de lo normal, lo que se debe al fenómeno de la Niña, el cual según los registros provoca "mucha humedad y mucha lluvia para el Caribe".

Dijo que marzo fue más lluvioso de lo normal, a pesar de ser considerado seco, en abril las lluvias se han registrado en el noreste, noroeste y centro del país y en mayo los aguaceros intensos y breves han sorprendido a la población en la tarde, después de una mañana soleada.