Ambas leyes, la Electoral y la de Partidos Políticos han sido cuestionadas y atacadas ante el Tribunal Constitucional por diferentes actores de la vida nacional.

SANTO DOMINGO.- La propuesta para reducir entre un 60 un 75 por ciento los topes a los gastos en los que pueden incurrir los partidos políticos para financiar sus campañas electorales generó polémica de inmediato e incluso el escepticismo de algunas organizaciones que consideran que la pieza no sería aprobada.

Al presentar una propuesta de modificación a las leyes Electoral y de partidos políticos, el presidente de la Junta Central, Román Jáquez, explicó que la iniciativa versaría sobre 13 aspectos principales. Uno de ellos es el financiamiento.

El proyecto de reforma establece que en el nivel presidencial se gastarían como máximo 322 millones de pesos para una reducción de 600 millones de lo que actualmente está autorizado.

Asimismo, la propuesta de modificación establece que en la precampaña los gastos por partidos serían hasta 131 millones de pesos. Para una reducción de 396 millones de pesos.

Se recuerda que ambas leyes, la Electoral y la de Partidos Políticos han sido cuestionadas y atacadas ante el Tribunal Constitucional por diferentes actores de la vida nacional.